Contribuir a la sustentabilidad

Toyota Desafío Ambiental 2050

Con el fin de contribuir a la sustentabilidad, Toyota Motor Corporation ha desarrollado una ambiciosa serie de objetivos ambientales a alcanzar en los próximos 35 años. Frente a desafíos globales claves como el cambio climático, la escasez de agua, el agotamiento de recursos y la degradación de la biodiversidad, el Desafío Ambiental de Toyota 2050 aspira a reducir el impacto durante la fabricación y conducción de vehículos.

El desafío consta de seis objetivos distintos en tres ámbitos:

Vehículos cada vez mejores

Fabricación cada vez mejor

Enriquecimiento de la vida de las comunidades

Por otra parte, como paso fundamental para alcanzar esos objetivos a largo plazo, se anuncia el Sexto Plan Quinquenal de Acción Ambiental de Toyota, que se aplicará desde abril de 2016 hasta finales de marzo de 2021.


Acciones y objetivos concretos:

Vehículos cada vez mejores

Objetivo 1: Cero emisiones de CO2  en vehículos nuevos

Reducir un 90% el promedio global de emisiones de CO2 de vehículos nuevos para 2050 —en comparación con el promedio global de Toyota en 2010.

Actividades y objetivos principales actuales:

Alcanzar ventas anuales en todo el mundo que superan los 30.000 vehículos de celda de combustible; o después de 2020, en Japón, lograr alcanzar la venta de al menos 1.000 vehículos de celdas de combustible por mes —por encima de los 10.000 al año.

Comenzar con las ventas de buses de celda de combustible en pequeñas cantidades a principios de 2017, focalizadas en Tokio; prepararse para la venta de más de 100 buses de celda de combustible previo a los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020.

Alcanzar ventas de 1,5 millones de híbridos anuales y 15 millones de híbridos acumulados para 2020.

Reducir el promedio de emisiones de CO2 de vehículos nuevos logrando más del 22% para 2020 —en comparación con el promedio global de Toyota en 2010.

Objetivo 2: Cero emisiones de CO2  en el ciclo de vida del producto (fabricación, transporte, uso y disposición final)

Eliminar completamente todas las emisiones de CO2, incluidos materiales, piezas y fabricación del ciclo de vida de los vehículos.
Fabricación cada vez mejor
Objetivo 3: Cero emisiones de CO2  en las fábricas

Cero emisiones de CO2 en todas las fábricas para 2050.

Actividades y objetivos principales actuales:

Reducir las emisiones de CO2 por vehículo asociadas a procesos de fabricación en nuevas plantas y nuevas líneas de producción a aproximadamente la mitad de los niveles de 2001 para 2020, y  alrededor de un tercio hacia 2030; utilizando energías renovables y métodos de producción a base de hidrógeno para eliminar completamente las emisiones de CO2 para 2050. 

Desarrollar tecnologías de fabricación que empleen el hidrógeno como fuente de energía y empezar a probarlas en líneas de producción de FCV (Fuel Cell Vehicles) hacia 2020.

Utilizar energía eólica producida localmente en la planta de Tahara, Japón, hacia 2020.

Asegurar que las emisiones de CO2 asociadas a procesos de producción por vehículo fabricado en nuestra nueva planta de México sean al menos un 40% inferiores a los niveles mundiales de 2001 cuando la planta empiece a funcionar en 2019.

Utilizar electricidad procedente de energías renovables producida localmente en su totalidad en las plantas de Brasil a partir de 2015.
Objetivo 4:

Minimizar y optimizar el uso de agua en la producción

Promover   la gestión eficaz de aguas residuales y reducir al mínimo el consumo de agua, teniendo en cuenta las condiciones de cada país y región.

Enriquecer la vida de las comunidades

Objetivo 5: Establecer una sociedad basada en la cultura del reciclado y difundir las tecnologías de Japón al resto del mundo

Promover el despliegue a escala mundial de tecnologías de reciclaje y tratamiento de vehículos para desguace, desarrolladas en Japón con el establecimiento de dos proyectos de reciclaje en 2016.

Objetivo 6: Establecer una sociedad futura en armonía con la naturaleza

Promover el despliegue a escala mundial de actividades de conservación más allá del Grupo Toyota y sus aliados empresariales, estableciendo en el 2016 tres proyectos orientados al futuro. 

A continuación se ofrecen algunos ejemplos concretos de la labor desarrollada por Toyota para alcanzar estos ambiciosos objetivos.

Vehículos cada vez mejores

Objetivo 1: cero CO2 en vehículos nuevos

Reducir  un 90% el promedio global de emisiones de CO2  de vehículos nuevos para 2050 —en comparación con el promedio global de Toyota en 2010.

Actividades y objetivos principales actuales:

Desarrollar tecnologías automotrices de nueva generación y fomentar su uso generalizado desde el punto de vista de la conservación energética y la diversificación de fuentes de combustible.

Reducir el promedio global de emisiones de CO2  de vehículos nuevos en más de un 22% para 2020 —en comparación con el promedio global de Toyota en 2010.

  (1) Conservación energética

Lanzar a escala mundial, en 2014 y 2015 una nueva serie de 14 motores que ofrecen una eficiencia térmica de máximo nivel y una eficiencia de combustible superior en más del 10%  con respecto a los modelos actuales

Desarrollar y lanzar sistemas de propulsión de alto rendimiento basadas en la Nueva Arquitectura Global de Toyota —Toyota New Global Architecture (TNGA)—, un innovador programa de desarrollo integrado para componentes de motores y plataformas de vehículos.

Lanzar modelos híbridos en todas las categorías a escala mundial; en julio de 2015 se superaron los 8 millones de ventas acumuladas de híbridos.

Ampliar el atractivo de los híbridos con un mejor rendimiento y una extensa gama de productos; lograr ventas de 1,5 millones de híbridos al año y 15 millones de híbridos acumulados para 2020.

Alcanzar una eficiencia de combustible de más de 40 km/l (en determinadas versiones) con el nuevo Prius, gracias a un sistema de propulsión híbrido más sofisticado y a mejoras derivadas de la TNGA (Toyota New Global Architecture).

(2) Diversificación de fuentes de combustible

Mejorar los sistemas de propulsión eléctrica

Desarrollar modelos de nueva generación basados en tecnologías híbridas, que abarcan todas las tecnologías de componentes necesarias para el desarrollo de vehículos amigables con el ambiente, y que pueden facilitar el uso de distintas combinaciones de combustible.

Seguir progresando en el campo de los sistemas de propulsión eléctricos para desarrollar modelos de nueva generación; promover el desarrollo de baterías de nueva generación, como baterías de estado sólido, que tienen una mayor densidad energética, un aumento más sencillo del voltaje y una excelente durabilidad a altas temperaturas, a fin de mejorar la autonomía de los vehículos eléctricos (EVs) y la autonomía eléctrica de los híbridos enchufables (PHVs).

Promover la reducción de tamaño y la mejora de las unidades de control de la energía en híbridos e híbridos enchufables, etc.; concentrar los recursos de desarrollo en la aplicación comercial de semiconductores de carburo de silicio (desarrollados conjuntamente con Denso Corporation y Toyota Central R&D Labs., Inc.), que pueden mejorar la eficiencia de combustible de los híbridos un 10%.

2) Promover una sociedad basada en el hidrógeno

Lanzar el Mirai (propulsado a hidrógeno), en Japón y continuando en Europa y Estados Unidos; promover el uso generalizado de los vehículos de celda de combustible, incluida la liberación de 5.680 patentes relacionadas con la celda de combustible y la colaboración con otros fabricantes de automóviles para respaldar el desarrollo de una infraestructura de hidrógeno.

Fomentar una sociedad basada en el hidrógeno colocando vehículos de celda de combustible en las carreteras; tratando de alcanzar ventas anuales en todo el mundo de más de 30.000 vehículos de este tipo —diez veces más que el volumen de producción en 2017— alrededor o después de 2020; impulsando la producción y mejorando la tecnología de fabricación para hacer posible ese notable incremento de las ventas, y ofrecer una gama más extensa.

Colaborar con los gobiernos y las compañías especializadas de todo el mundo para promover el desarrollo de la infraestructura del hidrógeno. En Japón, vender al menos 1.000 vehículos de celda de combustible al mes —claramente por encima de los 10.000 al año— alrededor o después de 2020, para ayudar a fomentar una sociedad basada en el hidrógeno, teniendo en cuenta que Tokio será la anfitriona de los Juegos Olímpicos de verano y Paralímpicos 2020.

Iniciar las ventas de buses de celda de combustible en pequeñas cantidades a principios de 2017, centradas en Tokio; prepararse para vender más de 100 buses de celda de combustible antes de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020.

Colaborar con otras empresas del Grupo Toyota y con compañías de infraestructura del hidrógeno para usar el hidrógeno que permita la fabricación de un sistema bajo en emisiones de CO2; realizar estudios previos de la aplicación y comercialización de esos métodos.

Objetivo 2: cero emisiones de CO2 en el ciclo de vida

Eliminar completamente todas las emisiones de CO2  , incluidos materiales, piezas y fabricación, del ciclo de vida de los vehículos.

Actividades y objetivos principales actuales:

Reducir las emisiones totales de CO2  a lo largo de la vida útil del vehículo, incluyendo materiales, piezas y el proceso de fabricación.

Desarrollar, diseñar y utilizar materiales bajos en CO2 ; reducir la cantidad de material y el número de piezas empleados para reducir las emisiones totales de CO2 derivadas de los materiales de fabricación.

Usar biomateriales reciclados de forma más generalizada; diseñar vehículos para que sea sencillo desensamblarlos; otras iniciativas centradas en diseños de automóviles amigables con el ambiente.

Fabricación cada vez mejor

Objetivo 3: Cero emisiones de CO2 en las fábricas

Cero emisiones de CO2  en todas las fábricas para 2050.

Actividades y objetivos principales actuales: Reducir las emisiones de CO2 mejorando día a día, de forma continua e introduciendo métodos de producción bajos en CO2  ; reducir las emisiones de CO2  por vehículo de nuevas plantas y nuevas líneas de producción a aproximadamente  la mitad de los niveles de 2001 para 2020, y alcanzando alrededor de un tercio hacia 2030; utilizando energías renovables y generación energética a base de hidrógeno para eliminar completamente las emisiones de CO2  de nuestras plantas para 2050.

Implementar métodos de producción bajos en CO2  y mejoras continuas día a día:

Desarrollar e introducir nuevos y sencillos métodos de producción; optimizar el uso de la energía e introducir métodos de transporte y procesamiento de baja carga por todo el mundo.

Usar nuevas tecnologías para asegurar que las emisiones de CO2  asociadas a procesos de producción por vehículo fabricado en nuestra nueva planta de México sean al menos un 40% inferiores a los niveles de 2001 cuando la planta comience a funcionar en 2019.

Usar energías renovables e hidrógeno:

Aprovechar nuestra experiencia con la tecnología de celda de combustible —particularmente combustión y generación eléctrica— para desarrollar métodos de generación energética basados en el hidrógeno para su uso en producción; comenzar a utilizarlo en líneas de producción de FCV para 2020.

Utilizar energía eólica producida localmente en nuestra planta de Tahara hacia 2020.

Utilizar exclusivamente energía eólica, biomasa y energía hidroeléctrica de producción local para generar electricidad en nuestras plantas de Brasil a partir de 2015.

Objetivo 4: Reducir al mínimo y optimizar el uso de agua

Promover la gestión eficaz de aguas residuales y reducir al mínimo el consumo de agua, teniendo en cuenta las condiciones de cada país y región.

Actividades y objetivos principales actuales:

Reducir el consumo de agua en los procesos de fabricación existentes; introducir tecnologías que minimicen el consumo de agua industrial a través el aprovechamiento del agua de lluvia; mejorar los índices de reciclado de agua en los procesos de fabricación y reciclar el agua residual de las plantas.

Mejorar los entornos locales asegurando (con nuestros propios estándares) que el agua residual de las plantas esté más limpia que el agua fluvial de la zona.

Enriquecer la vida de las comunidades

Objetivo 5: Establecer una sociedad basada en la cultura del reciclado y difundir las tecnologías del Japón al resto del mundo

Promover el despliegue a escala mundial de tecnologías de reciclaje y tratamiento de vehículos para desguace, desarrolladas en Japón con el establecimiento de dos proyectos de reciclado en 2016.

Actividades y objetivos principales actuales:

Usar los recursos de forma más eficiente 1) utilizando materiales ecológicos; 2) usando piezas durante más tiempo; 3) mejorando las tecnologías de reciclaje, y 4) fabricando autos a partir de vehículos para desguace.

Promover el despliegue a escala mundial de tecnologías de reciclaje y tratamiento de vehículos para desguace, desarrolladas en Japón con el establecimiento de dos proyectos:

Proyecto mundial Toyota de 100 desguazadores:

Se establecerán por todo el mundo servicios de desguace seguros y amigables con el ambiente certificados por Toyota, para el desarrollo de un programa que optimice la recolección y el procesamiento de recursos a partir de vehículos para desguace. El primer servicio fue una empresa conjunta constituida en 2014.

Proyecto mundial Toyota de reciclaje entre vehículos:

Las tecnologías y los sistemas de reciclaje desarrollados en Japón se desplegarán en todo el mundo, para reconvertir vehículos para desguace en recursos útiles para la producción de vehículos.

Objetivo 6: Construir una sociedad futura en armonía con la naturaleza

Promover el despliegue a escala mundial de actividades de conservación más allá del Grupo Toyota y sus aliados empresariales, estableciendo en 2016 tres proyectos orientados al futuro.

Actividades y metas principales actuales:

Ampliar las actividades establecidas de conservación de Toyota en ámbitos como la silvicultura, las becas ambientales y la educación ambiental; compartir los conocimientos y la experiencia recabada en esas actividades a través de tres proyectos:

Proyecto Toyota Ola Verde: en conexión con las comunidades locales

Una serie de actividades conjuntas de plantación de árboles llevadas a cabo por Toyota y por empresas del Grupo Toyota. Se buscará la colaboración de gobiernos y empresas locales, así como de proveedores y compañías de ventas, para ampliar el ámbito de actividades y contribuir a mejorar el medio natural. Este proyecto aprovechará la experiencia de Toyota de plantar  un total acumulado de 8,6 millones de árboles a lo largo de más de diez años en la provincia de Hebei (China), que tiene actualmente problemas de desertificación, así como plantas Toyota en Japón y en otros países.

Proyecto Toyota Hoy para Mañana: en conexión con el mundo

Programa de becas ambientales con un largo recorrido que se reforzará a escala mundial. Toyota lanzará un proyecto para fomentar la conservación del planeta, en colaboración con varias organizaciones con objetivos compartidos de  todo el mundo.

Proyecto Toyota de Educación para el Desarrollo Sostenible: en conexión con el futuro

Sobre la base del concepto de formar a personas para que cuiden el ambiente, esta serie de programas de educación ambiental se ampliará considerablemente empleando sitios de conservación, propiedad de Toyota en Japón. En cuanto a otros países, se ha inaugurado un Centro de Educación Ambiental en China, seguido de otro en Tailandia.

Sitio web del Desafío Ambiental de Toyota 2050

http://www.toyota-global.com/sustainability/environment/challenge2050/index.html

Sitio web del Sexto Plan de Acción Ambiental de Toyota 2050

http://www.toyota-global.com/sustainability/environment/plan/sixth_plan/index.html

Toyota





Auto Industria Suscribir al newsletterCopyright © 2017. Diseñado por Allytech Cloud Hosting